Cemento, crecimiento y país – Por ASOCEM

212

Compromiso UNACEMAutor:

La industria cementera juega un rol esencial en el desarrollo del país, y asumió un papel muy importante para ayudar a amortiguar los efectos de la pandemia. Además, de las medidas básicas para proteger a sus trabajadores, ASOCEM y las empresas cementeras y concreteras del país, han sido jugadores activos en esta temporada acompañando importantes discusiones con el Gobierno Nacional y con los Gobiernos locales, así como con los gremios del sector de la construcción y de proveedores de materiales; sobre las necesidades, oportunidades e iniciativas que se pueden impulsar para lograr una pronta recuperación del sector en forma segura y sostenida.

Además, las industrias del cemento y el concreto han apoyado a comunidades a lo largo y ancho del territorio nacional, con diferentes acciones de responsabilidad social. Hoy más que nunca,  demuestran que su compromiso es con el Perú. 

Para ayudar a recuperar el desarrollo y crecimiento del país es indispensable apoyar el despegue del sector construcción, por el arrastre de diversas industrias de la cadena, se hace necesario acelerar los proyectos existentes en materia de infraestructura, generar mecanismos de confianza y respaldo a nuevos compradores de vivienda e irrigar liquidez a toda la cadena de construcción, desde el desarrollador hasta las ferreterías, todo esto en pro de mantener dinámico un sector que genera altos niveles de empleo y que es tan importante para cualquier economía.

Es hora de despegar la industria y el país

La inversión en capital físico, es decir, en obras de infraestructura (hospitales, puentes, carreteras, entre otros), sobre todo en tiempos de crisis, es un determinante fundamental que permite incrementar la productividad de la economía, mejorar el estándar de vida de las personas y es clave para el crecimiento económico en el largo plazo. 

El tiempo apremia, sobre todo en esta coyuntura, consideramos por ello fundamental el desarrollo de esta infraestructura mediante sistemas de construcción industrializados que generan amplias ventajas como, rapidez en la construcción de proyectos (modulares), montajes con tiempos muy cortos, alta calidad, infraestructura resiliente frente a desastres naturales, altas eficiencias en materiales y uso de energía, entre otros.

Expectativa de la industria para el 2021

Consideramos que la evolución de la industria y economía estarán condicionadas a cómo se desarrolle la pandemia y las medidas que adopte el Gobierno para contenerla. Igualmente, quisiéramos plantear un escenario base para la industria que considerando lo siguiente:

En el caso de que los proyectos de infraestructura se agilicen para el último trimestre de 2020, se produciría una recuperación relativamente rápida, seguida de una caída en el primer trimestre del 2021, debida a un factor estacional. Para el segundo trimestre del 2021 el consumo alcanza los 2.9 millones de TM, aproximadamente. El consumo anual de cemento en el 2020 y en el 2021 sería menor en 31% y 10%, respectivamente, que en el 2019 (ver siguiente gráfico).

Escenario base: consumo nacional de cemento, 1T17 – 4T21*

IPE

Con respecto a los segmentos que impactan directamente en la industria cementera; todos los segmentos se ven afectados por la crisis del Covid-19 en el segundo trimestre del 2020, pero especialmente la autoconstrucción. Sin embargo, la autoconstrucción es también el segmento que más rápido se recupera en el tercer trimestre; y, salvo por una caída en la primera mitad del 2021, debida a factores estacionales y políticos, recupera hacia la segunda mitad del año su participación de mercado usual. Durante el período la autoconstrucción reduce ligeramente su participación en el consumo total de 55% a 53% y la infraestructura y el segmento inmobiliario aumentan de 15% a 17% y de 22% a 23%, respectivamente.

Carlos Ferraro
Carlos Ferraro, Director Ejecutivo de ASOCEM

A medida que nos enfrentamos cada vez más a amenazas por riesgos climáticos y de la salud, debemos pensar para nuestro país en una infraestructura resiliente, en el marco de las acciones de adaptación frente al cambio climático que incluya la capacidad de recuperación en el eje de sus estrategias y garanticen la prestación continua de servicios en mometos de crisis.

Finalmente, el llamado es a asumir este reto pensando en el bienestar de las personas y la salud pública, y recordar que los momentos de crisis también traen oportunidades y desde esa perspectiva, en el sector existe una oportunidad valiosa para reconfigurarse y salir de esta crisis fortalecido.

Construyamos el país que queremos ser en el 2021

El panorama no es fácil pero no es imposible. Si bien ahora navegamos en aguas desconocidas en relación con el coronavirus y sus efectos en el largo plazo, no debemos paralizarnos sin aportar soluciones, debemos movernos hacia adelante y adaptarnos a la nueva normalidad.

Bien lo dijo Darwin: “Las especies que sobreviven no son las más fuertes, ni las más rápidas, ni las más inteligentes; sino aquellas que se adaptan mejor al cambio”.

 

Bibliografía:

  • IPE. (2020). Informe IPE Impacto del Covid-19 en la economía peruana 8º edición. Lima: Instituto Peruano de Economía.
  • IPE. (2020). Informe IPE Impacto del Covid-19 en la economía peruana 16º edición. Lima: Instituto Peruano de Economía.
  • IPE. (2020). Informe IPE Proyección de la demanda de cemento 2020-2021. Agosto 2020
  • ASOCEM (2020). Reporte Estadístico Asocem. Julio 2020. ASOCEM
  • Apoyo Consultoría (2020). Estudio de Contribución económica de la industria cementera en el Perú.  Apoyo Consultoría. Agosto 2020.
  • ASOCRETO (2020). Revista Noticreto especial Covid-19. edición colombiana. Junio 2020.

Last modified: 4 diciembre, 2020

Comments are closed.