En Pisco, entre el km 221 y 226 de la antigua Carretera Panamericana Sur, se encuentra la cantera Las Dunas, en la cual realizamos la extracción de yeso, una de las materias primas para fabricar nuestro cemento. Como parte de nuestro trabajo, en UNACEM tenemos en cuenta la conservación y análisis de la biodiversidad de las tierras con las que trabajamos, a través de monitoreos ambientales; esto de la mano con empresas consultoras especializadas.

¿Qué tipo de análisis y monitoreos ambientales realizamos en la zona? Marisela Huamán, jefa del área biológica de la consultora, nos cuenta:

UNACEM como parte del Plan de Conservación de Lomas, realiza monitoreos biológicos a través de consultoras especializadas, remitiendo dicho plan, para su evaluación en el terreno, que deben plasmarse en mapas. Luego, los biólogos decidimos qué materiales necesitamos para el análisis de la flora y la fauna de ese día. Finalmente, nos trasladamos a las Dunas, con cámaras, binoculares, trampas, entre otros, para hacer el debido monitoreo ambiental”.

Marisela Huamán, jefa de área de biológica de la empresa consultora.

¿Qué es el monitoreo ambiental biológico?

El monitoreo ambiental consiste en la identificación de especies en la zona. Marisela nos explica que, antes del inicio de la operación, se define una línea base de la composición de flora y fauna en las Dunas.

“El monitoreo sirve para hacer seguimiento del desempeño biológico y que esta composición se mantenga a través del tiempo, sin verse afectada por las actividades de la empresa. Es una medida de control de las actividades que se realizan durante la operación. Además, ayuda a comparar año a año el estado de la flora y fauna, permitiendo establecer medidas correctivas si se detectan modificaciones”.

Los aspectos evaluados en el monitoreo incluyen: composición de especies, abundancia, riqueza, índice de diversidad, frecuencia, cobertura, presencia de especies protegidas.

Los retos

Es importante conocer el papel que juegan las especies como indicadores biológicos dentro de la conservación de los ecosistemas, ya que su existencia o ausencia, diagnostican el estado de las comunidades en un medio, lo cual permite generar mecanismos o acciones de conservación de dichos ecosistemas.

Siendo así, y como parte del compromiso ambiental, en UNACEM consideramos que la importancia de estos monitoreos es hacer seguimiento del comportamiento biológico y comparar año a año el estado de la flora y fauna presente en la cantera Las Dunas; así como fomentar y difundir acciones de conservación a la población.

“Esta es, entonces, una responsabilidad conjunta no solo entre UNACEM, sino también de otros actores y entre todos nosotros, como ciudadanos encargados del bienestar de nuestra biodiversidad”, finaliza.

Last modified: 27 febrero, 2020

Comments are closed.