Para Eduardo Mejía, la Biología era la profesión que le permitiría contribuir a la protección de nuestro planeta, por eso apostó por ella. Él recuerda con cariño y nostalgia los diez años que trabajó en la Asociación UNACEM, donde pudo formarse como Biólogo de Campo, gracias al uso de herramientas de investigación, que le permitieron no solo analizar la flora o la fauna, sino también conocer sobre condiciones climatológicas de un ecosistema tan variable como las Lomas. Además, afianzar sus conocimientos sobre gestión de proyectos de conservación y de remediación ambiental a nivel técnico y administrativo.

Conoce más sobre nuestro Plan de Conservación de Lomas en la siguiente infografía:

Las Lomas, un espectáculo de biodiversidad altamente adaptable

Last modified: 20 marzo, 2019

Comments are closed.